30 jun. 2011

Hace un tiempo aprendí que hay que robarle los segundos al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario